Visado India: Precio e Información actualizada

Precio Visado India Online

Para poder viajar a la India es necesario obtener el visado. Hay diferentes maneras de conseguir el visado, así como diferentes precios en función del tiempo que vaya a pasarse en el país, por lo que es de vital importancia contar con la información necesaria para obtenerlo con tiempo antes de realizar el viaje. Antaño era necesario presentarse en las oficinas físicas de la compañía que realice el trámite, pero actualmente hay formas más rápidas y sencillas que permiten agilizar el proceso y conseguir la visa para India más fácilmente.

Visado electrónico a la India (e-Visa)

El visado electrónico o visa electrónica para India es un documento que permite la entrada en la India durante un año completo, 365 días, pero con períodos de estancia que no superen los 90 días. Se trata de un visado con múltiples ventajas, dentro de las cuales prima la comodidad con la que puede obtenerse y su validez.

Este visado se solicita por vía electrónica rellenando un formulario en Internet, y no es necesario presentarse en las oficinas físicas porque una vez concedido se recibe por correo electrónico. Su diferencia principal con el visado tradicional es que no se incorpora en el pasaporte, sino que se ha de imprimir y presentar aparte. Es decir, el visado electrónico es un documento con todos los datos del usuario y la concesión de la visa, lo que permite entrar y salir del país en función de las condiciones solicitadas y concedidas en la visa electrónica para India.

Asimismo, la e-Visa India se puede solicitar con antelación, hasta cuatro meses antes del viaje, pero también supone un procedimiento más rápido, por lo que puede pedirse inclusive a cinco días del traslado. Conseguirlo es muy sencillo, solo es necesario rellenar el formulario de nuestro sitio web cumplimentando correctamente todos los datos y detalles personales. Será necesario que, mientras esté completamente el formulario, tenga a mano el pasaporte, el visado anterior a la India en caso de que lo hubiera, una foto del pasaporte y una fotocopia de éste.

Una vez se haya finalizado la planilla, la página redirigirá automáticamente a la página de pago. La e-Visa India tiene un precio de 80€, y el usuario recibirá el visado electrónico en un plazo de 4 o 5 días después de la solicitud. El precio del visado India online puede variar en función del tipo que se solicite, ya que también se puede optar por estancias más breves. Sea como fuere, la e-Visa solo puede solicitarse en calidad de turismo.

Visado India: precios por tipos

Los precios de los visados para la India varían en función del tipo y del tiempo que se solicite. Los tipos de visados que pueden solicitarse son los siguientes:

  • Visado de Turismo
  • Visado de Negocios
  • Visado de Trabajo
  • Visado de Estudios
  • Visado de Entrada
  • Visado de Conferencia
  • Visado de Periodismo
  • Visado de Tránsito
  • Visado de Investigación
  • Visado de Medicina
  • Visado de Asistencia Médica
  • Visado de Proyecto
  • Transferencia de Visado

Aunque existen muchos tipos de visado, la mayoría de ellos se atienen a un precio estándar que se aplica en función del período de estancia. Así pues, el precio del visado a la India variará según los siguientes parámetros:

  • Visa de turismo para 30 días, 55€.
  • Visa de turismo para 1 año, 70€.
  • Visado de turismo para 5 años, 105€.
  • Visado de negocios para 1 año, 105€.

El tipo de visa para India que más se solicita es el de turismo, por lo que los precios suelen seguir los patrones que establece este visado. El visado India 30 días permite al usuario visitar la India durante un mes, entrando la visa en vigencia en el momento en que llega a la India, y no antes, y finalizando en un plazo máximo de treinta días. La visa de turismo que abarca un año o cinco, al igual que la visa electrónica, permite al usuario entrar y salir de la India durante ese período de tiempo tantas veces como quiera, pero solo puede estar en la India de manera continuada durante 90 días (tres meses).

Por otro lado, la India business visa solo puede ser solicitado por aquellos que vayan a realizar negocios en la India, ya sea comercio o empresarial. Este visado no podrá solicitarse por gente que vaya a buscar trabajo a la India, en cuyo caso deberá solicitar un visado de entrada. De la misma forma, la familia del usuario que solicite la India business visa tendrá que pedir, también, el visado de entrada y permanecer en el país el tiempo que delimite su tipo de visa.

Visado a la India con VFS Global

La empresa VFS Global es un colaborador directo con el Gobierno de la India en España, por lo que se trata de la entidad que gestiona solicitudes de visado, pasaporte u otros procedimientos relacionados con el Consulado. El VFS Global visado India debe solicitarse en las oficinas físicas, aunque también existe la posibilidad de recibirlo por correo ordinario.

Se puede pedir la visa para India en Madrid, Barcelona o en Las Palmas, aportando una serie de documentos que se explicitan en su página web. El pasaporte del usuario se lo quedará la entidad durante el proceso de la solicitud y concesión de la visa, y una vez el visado haya sido emitido se le devolverá a su propietario.

Este tipo de trámites, es decir, el visado tradicional y no electrónico, suelen implicar un tiempo de espera más prolongado. Dependiendo de la zona en la que se solicite (Madrid, Barcelona o Las Palmas) la espera puede durar entre 3, 8 o 10 días laborables, aunque puede ser más tiempo dependiendo de la época del año o del tipo de solicitud. Así pues, el VFS Global visado India será preciso solicitarlo con mucha antelación, ya que no podrá emitirse días antes del viaje.

Asimismo, es preciso tener presente que VFS Global solo trabaja con pasaportes ordinarios, por lo que no podrá emitir visados con un pasaporte oficial. Es la principal entidad encargada de la emisión del visado India, y su precio es el mismo que hemos expuesto más arriba. Sin embargo, VFS Global solo es una empresa intermediaria entre los solicitantes de la visa y el Gobierno de la India, lo que significa que no son responsables de las decisiones de concesión que se toman con respecto a particulares.