Los 7 timos y estafas a turistas en la India

La India es uno de los destinos turísticos preferidos por aquellos que quieren huir un poco de los viajes más tradicionales y dar con una cultura que choque con la propia. La belleza de los paisajes que nos puede ofrecer la India no se puede encontrar en ninguna otra parte, y cada vez son más los que se suman a la aventura de visitar un país tan conocido por sus costumbres. No obstante, es necesario tener en cuenta que habrá que tomar algunas precauciones en la India, ya que, al recibir a tantos turistas anualmente, hay quien trata de estafar a aquellos que no conocen bien el precio de algunos productos, viajes o experiencias.

Concretamente, hay determinados servicios que tienen un precio determinado pero que es muy fácil engañar a los extranjeros con tarifas mucho más elevadas. Por eso, aquí encontrarás los 7 timos y estafas a turistas en la India más conocidos, más probables, y más fácilmente evitables.

Los taxis desde el aeropuerto

Esto es lo primero con lo que te encontrarás nada más aterrizar en la India. Es evidente que vas a necesitar un modo de llegar hasta tu hotel desde el aeropuerto, y coger un taxi es lo más rápido y accesible, ya que te estarán esperando a la salida, como en cualquier país. El problema aquí es que muchos taxistas se aprovechan de tu condición de turista e intentan cobrarte mucho más de lo que realmente cuesta el viaje.

Para evitar que te estafen de esta manera, ten a mano algún conversor de monedas en caso de que no conozcas a ciencia cierta el equivalente, y calcula el precio que te ofrezca el taxista en euros. Un viaje en taxi teniendo en cuenta esa distancia no debería salirte por más de 500 rupias, y si aun con todo tienes dudas, asegúrate de reservar un Uber con antelación, ya que en la propia app te mostrarán el precio del recorrido.

 

Cobrarte de más

 

En la misma línea que los precios desorbitados de los taxis si ven que eres extranjero, lo mismo pasa con algunos comercios. Todo se resume en que, si te ven pintas de no ser de por allí y de no estar muy enterado, van a intentar colártela, y es por eso por lo que es tan importante tomar precauciones en la India. Hay que ir con mil ojos y mirar bien el precio de las cosas. Además, y como es de esperar, lo ideal es que protestes si percibes que intentan cobrarte más de lo que deben. Para esto es importante que te fijes bien en las etiquetas y conozcas a ciencia cierta el precio antes de acercarte con la intención de comprar.

Tampoco te fíes en exceso de los comerciantes que sepan hablar tu idioma. Cuando nos topamos con alguien con el que nos entendemos es más fácil que bajemos la guardia y, por lo tanto, es más fácil que paguemos más por algo que vale menos, así que ten cuidado.

 

 

Cobrarte las fotos

No es cuestión de que no le pidas a nadie que te saque alguna que otra foto con tu pareja o el grupo de amigos con el que hayas ido, pero sí es cierto que una de las principales precauciones para viajar a la India que debes tomar es la de ser consciente de que cualquier servicio que te ofrezcan sin que tú lo pidas, va a ser una estafa. Algo que se lleva bastante es ofrecerse a hacerte una fotografía, y luego tratar de cobrarte por ella. Esto es algo que hacen sobre todo los niños, y es que tienes que tener en cuenta que, desgraciadamente, India no es solo uno de los países más bellos del mundo, sino también uno de los más pobres, así que no te resultará difícil toparte con menores haciendo triquiñuelas de esta índole.

 

Cuidado con los tatuajes de henna

La henna es un material muy bonito y seguro que utilizan muchas mujeres para realizarse tatuajes temporales en cualquier parte del cuerpo. Es una costumbre muy relacionada con la India, por lo que no será de extrañar que te encuentres con cientos de personas que te ofrezcan tatuajes de henna a diversos precios. La competencia de cara a los turistas es sobrecogedora, por lo que tendrás que irte con cuidado.

El timo de la henna, como prácticamente se le conoce, consiste en ofrecerte un tatuaje complejo a cierto precio y luego cobrarte una cifra mucho más elevada. No es difícil que te estafen de esta forma porque te pondrá ciertas excusas a posteriori, por lo que no te quedará otra que pagar. La otra forma más fácil de timar con la henna es garantizándote un precio sospechosamente bajo, que, una vez tengas el tatuaje, descubras que respondía únicamente a un centímetro de hena y no al tatuaje completo, por lo que te tocará pagar, de nuevo, de más.

 
 

No compres entradas no oficiales

La India cuenta con una cantidad inusitada de templos y edificios históricos que merece la pena visitar, pero como es evidente necesitarás entrada para poder acceder. Al tratarse de lugares tan turísticos, lo normal es encontrarse con cientos de personas deambulando por la zona y acosando a los turistas, ofreciéndoles entradas fuera de taquilla a precios mucho más bajos, o mucho más elevados en el extraño caso de que sean auténticas.

Para empezar, nunca te fíes de nadie que te asalte por la calle con la intención de ofrecerte un servicio que no hayas pedido previamente: esta es una de las precauciones para viajar a la India más importantes que debes tener en mente. Las entradas que venden de esta forma no suelen ser oficiales y, por lo tanto, no serán válidas para entrar en los sitios a los que quieras acceder, así que si son sospechosamente baratas desconfía. Por otro lado, si es una entrada válida, será mucho más cara que en taquilla, así que no te merecerá la pena.

 

Falsos donativos

Como bien sabrás, la India es un lugar caracterizado por su espiritualidad, así que hay muchos lugares en los que se celebran determinados rituales considerados sagrados. Aunque se trata de tradiciones muy respetadas, es evidente que llaman la atención y que a diario reúnen a miles de turistas curiosos que quieren observar en qué consisten estas ceremonias.

Es precisamente en estos eventos en los que muchos aprovechan para acercarse a turistas con la intención de narrar la historia de determinadas costumbres, como pueden ser las cremaciones de Benarés, y acto seguido te pedirán un donativo para cubrir algunos gastos de la ceremonia, por ejemplo. Habrá que estar muy atento a este tipo de individuos, puesto que suelen hablar correctamente tu idioma, y no será difícil caer en la trampa.


Las oficinas “oficiales” de turismo

No son pocos los turistas que deciden confiar su ruta en profesionales que conozcan su país, por eso no es raro que una de las primeras cosas que se hagan al llegar a la ciudad sea buscar una oficina oficial de turismo. Desgraciadamente, en esto ha visto el negocio más de uno, y no será difícil encontrar cientos de oficinas supuestamente oficiales de turismo en las que te ofrecerán los que a ellos les convenga a precios desorbitados. De nuevo, se trata de una forma más de sacarte dinero mientras te impiden disfrutar en plenitud de tu visita a la India.

Como ves, es imprescindible tomar precauciones en la India que te libren de dejarte los cuartos en cosas que no merecen la pena. Es cuestión de estar atento a todas las señales, de saber a lo que vas, y de conocer los precios auténticos de los servicios y artículos que te interesan. Además, hay otros tantos trucos que te ayudarán a evitar situaciones incómodas. Algo tan simple como evitar mantener contacto visual con desconocidos por la calle evitará que te conviertas en una presa fácil y que te acosen con más facilidad ofreciéndote servicios exorbitados e innecesarios.